¿Cómo influyen los amortiguadores en nuestra seguridad?

Los amortiguadores contribuyen a que las ruedas estén en contacto con el terreno absorbiendo las imperfecciones del mismo.  En otras palabras, gracias a los amortiguadores no debemos temer, en condiciones normales, que nuestro vehículo rebote si pasamos por una vía firme, rugosa o con baches, sino que lo normal es que las cuatro ruedas permanezcan pegadas al suelo y, por lo tanto, tengamos la máxima adherencia que nos pueden proporcionar los neumáticos o cauchos que montamos.

¿Qué ocurre cuando los amortiguadores están en mal estado, son defectuosos o terminan su vida
útil?

Muy sencillo: dejan de hacer su función correctamente y, por lo tanto, corremos el riesgo de que una o varias de las ruedas se despeguen del terreno ante baches, imperfecciones o cualquier eventualidad que nos encontremos.  Y en consecuencia de lo que acabamos de comentar, la distancia de frenado será mayor, con el consiguiente riesgo ante una frenada de emergencia, y el peligro de tener un accidente.AmortiguadorDefectuoso

¿Qué podemos esperar cuando los amortiguadores son defectuosos o están en mal estado?

  • Aumento de la distancia de frenado en cualquier situación, aún con ABS.
  • Disminuye la estabilidad en curva, es más probable sufrir un derrape.
  • Empeora la capacidad de tracción.
  • El vehículo puede ser más sensible al viento lateral, perdiendo apoyo en esas condiciones.

Como vemos, mantener en perfectas condiciones el sistema de suspensión de nuestro vehículo es crucial para garantizar un nivel de seguridad adecuado para la mayoría de las situaciones que nos encontramos habitualmente en la carretera. Sin embargo, tener las suspensiones en mal estado es un peligro evidente, en cualquier situación y escenario.

amortiguador-kotai

Amortiguador Mazda 626 KOTAI

Tomado de la revista A toda Maquina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sidebar